El diseño, la construcción y la instalación de los diferentes sistemas ser realiza casi completamente en nuestro interior, valiéndonos de personal competente y altamente calificado para proponer al cliente unas instalaciones a medida para sus propias exigencias reales. La tecnología utilizada por nosotros para la depuración se encuentra fundamentalmente subdividida en dos macrocategorías:
- En seco
- En húmedo
En el primer caso, para las instalaciones de selección, en presencia de polvos secos, la natural solución técnico/económica beneficiosa es sin dudas la instalación de un filtro de manga con limpieza de las mismas mediante impulsos de aire comprimido en contralavado (Pulse jet), capaz de garantizar emisiones por chimenea netamente inferiores respecto a los límites impuestos por la legislación vigente.
En presencia de bolsitas de nailon o material muy volátil, se privilegia instalar un separador aeráulico capaz de preservar el siguiente filtro de abatimiento de mangas del posible atascamiento.
Para el tratamiento de las sustancias malolientes derivadas del compostaje se utilizan sistemas ecológicos denominados biofiltros, que resultan compuestos por un material activado (corteza de madera, turba, raíces) capaz de desarrollar una flora bacteriana capaz de “nutrirse” de las partículas odoríferas.
En el segundo caso, la filtración en húmedo, se utiliza principalmente como sección de humificación que se instala antes de un biofiltro. Dicho sistema está compuesto por una torre cilíndrica en cuyo interior se encuentran una sección de cuerpos de llenado que tienen la función de aumentar el tiempo de contacto entre el flujo de aire y el flujo de agua en contracorriente.
En casos esporádicos, el scrubber se utiliza como neutralizador de algunas sustancias odoríferas (en sustitución del biofiltro) mediante un proceso químico/físico/oxidativo. De aquí deriva el nombre de esta tipología de scrubber: en tres estadios
Además de las aplicaciones antes citadas, nuestra empresa realiza también filtros de carbón activo, de mangas, demister... para satisfacer las diferentes exigencias.